Consistencia de la Fuerza

El día de hoy nuestras maquinas de movilidad de maquinaria pesada por lo que tuvimos que mover nuestras flejadoras de manera manual casi hasta el otro lado de la fábrica, lo que nos costo mucho trabajo puesto a que eran varias de estas y son bastante pesadas por lo que nos dimos cuenta todos que probablemente nos hacia falta fuerza. Fuerza, este es un concepto que escuchamos todos los días, o la mayoría de ellos,  ya que la demanda de los tiempos para con un individuo siempre incrementa con el paso de los segundos, puesto a que el mundo y sus quehaceres evolucionan a marcha forzada.

Esta evolución a marcha forzada  obliga a los seres humanos en el mundo a incrementarse a si mismos en todo momento ya que de no hacer esto, simplemente quedamos ahogados en el olvido ya que nos convertimos en seres sin ningún tipo de utilidad para el gran mercado del mundo. Para llevar a cabo esta metamorfosis, es muy común que escuchemos el hecho que se requiere de fuerza, misma que dará pie a todos los procesos evolutivos necesarios para llegar ahí. Sin embargo, el concepto de fuerza, a mi punto de vista es uno que se mal entiende.

La fuerza, como se nos proyecta, es una virtud que nos provee con el material solido para seguir adelante pese a la gran adversidad que se nos presenta como una corriente adversa que debemos de vencer directamente como la coalición de dos trenes : un caso que en realidad destruye a ambos. Esto no sucede solo en el caso hipotético de los trenes, sino que también sucede en la vida real puesto a que nadie puede desarrollar ese poder de propulsión ya que a los seres humanos de este siglo se nos pide demasiadas cosas a la vez, por lo que el hipotético tren invencible, se descarrila  con frecuencia con la intención de encarar cuernos en otra dirección, y esto 50 veces por día como mínimo.  En un tiempo no muy largo, esto destruye a los seres humanos.

Algo que debemos entender para hacer buen frente, es el hecho que ninguno de nosotros podemos cambiar la naturaleza de esto a lo que enfrentamos a diario. Sin embargo, si podemos alterar el concepto de la fuerza en algo mucho mas efectivo cambiando la constancia del concepto mismo. Sabemos que todo lo solido y frontal es propuesto a romperse, sin embargo lo que no se rompe es la flexibilidad y la adaptación a las situaciones. El gran artista marcial Bruce Lee se acerca a esta premisa al decir que debemos de ser como el agua que si se pone en una cubeta, se convierte en la cubeta; si está en un vaso de agua, se convierte en el vaso, etc.  Por lo que digo que se acerca a la verdad es debido a que mientras que uno si debe ser flexible como el agua, es un hecho que el agua no se convierte en las cosas, sino que se adapta a ellas. La adaptación es una ciencia digna de otro análisis, sin embargo, lo que podemos decir aquí es que esta es la base de la fuerza.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *